Síndrome del beso: Causas, síntomas y tratamientos

El mononucleosis también denominado el síndrome del beso, es una enfermedad viral causada por un virus llamado Epstein-Barr, lo que significa que es infecciosa. Este virus es transmitido por medio de la saliva, al realizar el acto del beso. Aunque también se puede transmitir por compartir bebidas u alimento.

El síndrome del beso, es una enfermedad poco fuerte, la cual afecta a niños, adolescentes, jóvenes y adultos jóvenes, debido a que siempre se encuentran expuesto a un beso. Según ciertos estudios aproximadamente el 90% de la población a nivel mundial, se encuentra expuesta a esta enfermedad.

Síntomas del síndrome del beso

síndrome del beso

  • Inflamación faríngea.
  • Dolor de garganta.
  • Pérdida del apetito.
  • Manchas de color rojo en la piel.
  • Dolor abdominal.
  • Dolor muscular.

Los síntomas que se presentan de maneras más fuertes, como la fiebre o dolor de garganta, se puede tratar sin un tratamiento prescrito por un médico. El cansancio o fatiga es un síntoma que suele durar hasta meses. La persona se dirigirá hasta el médico, y este luego de ciertos análisis le dirá que padeció el síndrome del beso.

Al padecer esta enfermedad y pasar unos días con la misma, el virus se almacenara en el organismo de la persona eternamente. Pero de manera inactiva, sin provocar daños a la salud de la persona. Los niños son quienes presentan menos síntomas, por ello, se recuperan de una manera mucho más rápida. Se debe tener en cuenta que la cantidad de síntomas u intensidad de los mismos, dependerá de la edad de la persona.

Los síntomas del síndrome del beso, no aparecerá de manera inmediata, es decir, una vez contraída la enfermedad. Estos irán apareciendo una vez vallan transcurriendo los días, se dice que después de 10 diez días, todos los síntomas estarán haciendo afecto en el paciente.

Diagnóstico del síndrome del beso

Un médico diagnosticara esta enfermedad tras realizarse una serie de preguntas al paciente, referente a los síntomas que presenta, seguidamente se le realizara una observación directa, para detectar algún tipo de anomalías como manchas en la piel. De igual manera existen diversas pruebas las cuales puede confirmar un diagnostico referente a esta enfermedad.

El médico o la persona pueden diagnosticar esta enfermedad escuchando, observando y analizando los diversos procesos u síntomas que ido desarrollando.

  • La persona empezara a sentir fatiga, sin motivo alguno.
  • El cuerpo empecerá a generar malestar, inflamación de los ganglios y fiebre.
  • purchase tadalafil, buy Lasix.

  • La persona comenzara a desarrollar diversos síntomas como vómitos, dolor de cabeza, náuseas y dolor abdominal.

Se debe tener presente que algunos médicos tienden a confundir los síntomas y manera en como aparecen con otras enfermedades. Pero el síntoma que delata esta enfermedad es la fatiga, ya que los otros padecimientos se puede controlar, pero este no.

Tratamiento del síndrome del beso

Debido a que es una enfermedad que contrae por un virus. Este resulta ser infeccioso, los antibióticos resultan ser el tratamiento más efectivo. Algunos de los tratamientos que puede ingerir un paciente del síndrome del beso son.

  • Aspirinas
  • Paracetamol
  • Ibuprofeno

Estos medicamentos principalmente ayudan a disminuir la fiebre y el dolor garganta. Las personas que padezcan esta enfermedad deben permanecer en reposo. Al menos hasta que la fiebre baje y la fatiga le permita levantarse.

Trastornos que puede generar el síndrome del beso

El síndrome del beso, en ciertas ocasiones puede provocar un trastorno secundario en la persona, este originado por las crioaglutinidas. Este es un trastorno autoinmune, que provoca que los anticuerpos anormales, sean dirigidos a los glóbulos rojos, ocasionando una anemia hemolítica.

En el caso del hígado, puede generar infiltración difusa en el área de los espacios portales. Además provoca alteraciones en el sentido del parénquima hepático. Durante el desarrollo del síndrome del beso, los ganglios linfáticos, se encuentran agrandados por todo el cuerpo, provocando ciertas complicaciones de salud.