Como reducir las ojeras en simples pasos

Todas las personas han sufrido en su vida de ojeras, así sea por factores hereditarios, por cansancio o por no dormir bien. No solo aparecen ojeras, algunas personas desarrollan bolsas también. Tienes que saber que la piel del contorno del ojo es muy sensible, la más frágil en realidad. Se conforma por un  espesor medio de la dermis y está compuesta por 300 y 800 micras, según estudios científicos.

Ósea es cinco veces más fina que la piel de todo el cuerpo, no llega a los 0,5 milímetros. Tiene poca cantidad de colágeno, glándulas sebáceas y elastina. Según el centro dermatológico de Washington, la formación de las ojeras en su mayoría es debido a un factor hereditario. El mercado ha creado muchos productos para “eliminar” las ojeras. Sin pensar primero que se debe más bien a un factor hereditario, que a un problema de estética temporal.

El lado oscuro de las ojeras

Las ojeras aparecen como una alteración de coloración en la piel situada debajo de los ojos, esto se debe a una coloración excesiva de la melanina. La principal causa es el aumento de la melanina y los cambios en las venas como en forma de araña. Muchas veces aparecen de color marrón, azul o violáceo y resultan antiestéticas para muchas personas.

Muchos estudios científicos llegaron a la conclusión de que las ojeras aparecen por las siguientes razones:

  • Edad: A medida que pasan los años la circulación se va reduciendo y esto influye de forma negativa en la oxigenación que recibe la piel, alterando el color.

 

  • Cansancio y falta de sueño: Cuando dormimos ocurren muchas cosas en nuestro cuerpo, por ejemplo el cambio de los tejidos, es un factor que pasa solo de noche. Si no tenemos un buen descanso y no dormimos bien, esto afecta como consecuencia a nuestros ojos.

 

  • Mala circulación: Otras de las causas principales de la aparición de las ojera, es la postura que adoptamos al dormir. Las ojeras se notan más en un ojo que en otro, esto pasa porque al dormir comprimimos la cara por un lado. Esto hace reducir el flujo sanguíneo.

 

  • Retención de líquidos: La mayoría de las veces las personas tienen retención de líquidos y no lo saben. Se puede ver reflejado en la aparición de las ojeras y este puede ser otra causa.

 

  • Alergias o conjuntivitis: Cuando se sufre de alergia o conjuntivitis, el ojo es el primer afectado por las irritaciones que sufre.

 

  • buy Gold Vigra online, purchase lioresal Causa hereditaria: Muchas personas ya tienen ojeras por un factor hereditario. Todo está en la genética, cuando este se debe a una causa hereditaria ya no se puede modificar. Solo existen remedios caseros efectivos, para aliviar las ojeras.

Remedios caseros para atenuar las ojeras

A continuación te presentamos unos remedios caseros que son efectivos y pueden ayudarte a atenuar esas incomodas ojeras.

  • Paño frio en los ojos: Este remedio casero es muy fácil y efectivo. Tienes que colocar un paño mojado en el refrigerador y ponerlo en toda tu cara antes de irte a dormir. Si puedes colocar en el refrigerador más de uno y si tienes antifaz de gel puedes colocarlo de la misma manera.
  • Rodajas de pepino: Corta en rodajas el pepino y aplícalo en tus ojos. El pepino contiene mucha cantidad de agua y este te ayudará a hidratar más tus ojos, dándole un aspecto fresco.
  • Aloe vera para tus ojos: Corta un penca de aloe vera por la mitad y saca el gel trasparente que tiene adentro. Coloca ese gel en tus ojos dándote masajes circulares de forma suave. El aloe vera es una planta milagrosa que sirve también para todos los problemas de piel. Solo ten cuidado en no exponerte al sol mucho tiempo con el aloe vera aplicada. Retírala antes de salir al sol, con abundante agua fría.
  • Bolsitas de Té o manzanilla: Cuando te preparas un té guarda esas bolsitas en tu refrigerador por unos 15 minutos, después aplícalas en los ojos durante veinte minutos. Pasados los veinte minutos, enjuágate con abundante agua fría ya que el té puede llegar a machar los ojos, pero el efecto es inmediato y muy efectivo. ¡No dudes en probarlo!