¿Qué es la hidrocefalia?

Es un trastorno ocasionado por el exceso de líquido cefalorraquídeo dentro del cráneo. La hidrocefalia clínicamente produce hinchazón es los ventrículos cerebrales, lo que a su vez provoca un alto nivel de presión en la materia cerebral, este ocasionado por la acumulación del líquido en el área.

La hidrocefalia comúnmente se genera en bebes y a partir de los 60 años, es decir en personas de la tercera edad. Es un trastorno que puede ser mortal, dependiendo de la zona que se vea afectada, como es el caso del tronco cerebral.

Causas de la hidrocefalia

La hidrocefalia se produce por la cantidad de líquido cefalorraquídeo que se genera en exceso, y el cual no es absorbido correctamente por el torrente sanguíneo. Para que se genere este trastorno debe de ocurrir lo siguiente.

  • La obstrucción del líquido cefalorraquídeo, lo cual no permite un fluido normal de un ventrículo a otro.
  • La producción del líquido cefalorraquídeo a una velocidad elevada, que no con cuerda con la velocidad de absorción.

Estas son las dos principales causas de la hidrocefalia, aunque se debe tener en cuenta que esta se adquiere de manera congénita u adquirida, lo que conlleva a diversas causas como son.

  • Lesiones que pueden ocurrir antes, durante o después del parto.
  • Infecciones que la madre adquiere durante el parto, las cuales pueden afectar el SNC, estas infecciones pueden ser encefalitis o meningitis.

Síntomas de la hidrocefalia

Los síntomas que presenta este trastorno, van a depender de la edad en la que se desarrolle, del porque se acumula el líquido cefalorraquídeo y del daño cerebral que ocasione.

En el caso de los bebes, los síntomas son.

  • Vómito.
  • Movimiento involuntario de los ojos hacia abajo.
  • La cabeza del bebe crecerá desproporcionadamente.
  • Genera un crecimiento inadecuado.

En el caso de niños mayores, los síntomas son.

  • Vómito.
  • Dolor de cabeza.
  • Problemas o cambios cognitivos, que le dificulten el razonamiento o la memoria.
  • Un crecimiento lento, en el caso de los niños con edades comprendidas entre los 0 meses y 5 años.
  • Problemas alimenticios.
  • Cambios faciales, se genera un espaciamiento en el área de la vista.
  • Problemas de equilibrio y coordinación.
  • Agrandamiento de la cabeza en una forma anormal.

En el caso de los adultos jóvenes, los síntomas son.

  • Problemas de equilibrio y coordinación.
  • Dolor de cabeza.
  • Problemas visuales (alterada).
  • Problemas cognitivos (memoria, razonamiento y concentración).

En el caso de adultos mayores, los síntomas son.

  • Problemas cognitivos (pérdida de memoria, dificultad para razonar).
  • Problemas de equilibrio y coordinación.

Diagnóstico de la hidrocefalia

Comúnmente el diagnóstico de la hidrocefalia se basa en lo siguiente.

  • Deberás responder a una serie de interrogantes que te dirá tu médico.
  • Se realizan pruebas atreves de imágenes, las cuales se ejecutaran en el cerebro, con la finalidad de observar si existe un agrandamiento de los ventrículos, o que causa podría estar generando la hidrocefalia. Algunas pruebas son.
  1. Resonancia magnética. Se realiza por medio de ondas de radio, acompañadas de un campo magnético, para poder obtener imágenes del cerebro.
  2. Ecografía. Se realiza con ondas sonoras, en los bebes se coloca un dispositivo en la fontanela, parte superior de la cabeza, para así obtener imágenes del cerebro y detectar anomalías.
  3. Tomografía computarizada. Se realiza por medio de rayos x, obtienen imágenes precisas, es una prueba rápida, donde el paciente tiene que permanecer en calma y quito.
  • Se ejecuta un examen tanto físico como neurológico.

Debe tener en cuenta, que el examen neurológico se realiza dependiendo de la edad de la persona. El medico (neurólogo), realiza preguntas al paciente y ejecuta pruebas simples, con la finalidad de evaluar, el movimiento, estado muscular y trabajo de los sentidos del individuo.

Tratamiento para la hidrocefalia


order Malegra DXT online cheap, generic nolvadex

  • Ventriculostomía endoscópica del tercer ventrículo. Este tratamiento consiste en una cirugía, donde el especialista, realizará un orificio en la parte interna de uno de uno de los ventrículos del cerebro, con la finalidad de permitir un fluido normal del líquido cefalorraquídeo.
  • Derivación. Es un procedimiento quirúrgico que permite un fluido y absorción constante del líquido cefalorraquídeo.
  • Consumo de antibióticos, en el caso de infecciones.