¿Qué es la otitis media?

La otitis media es una inflamación que se desarrolla en el oído medio. Se encuentra ubicado en la zona posterior del tímpano, esta se puede generar en uno o ambos oídos.  La evolución de esta enfermedad puede generar secreción de líquido en el oído, generando la otitis media seromucosa, el líquido que se genera puede ser,  seroso, mucoso o purulento.

Causas de la otitis

La otitis es una enfermedad causada por una bacteria o virus, también puede ser generada por un refriado, infección respiratoria o una alergia. La infección puede ser ocasionada cuando la Trompa de Eustaquio se bloquea, originado la acumulación de líquido, que a su vez desarrolla una disfunción tubárica.

La obstrucción o bloqueo de la Trompa de Eustaquio se puede generar de manera extrínseca  o intrínseca.

  • Extrínseca. Se origina por una hipertrofia adenoidea.
  • Intrínseca. Originada por la inflamación de la mucosa que se encuentra en la Trompa de Eustaquio, la cual es provocada por una alergia u inflamación.

Los virus que mayormente producen el desarrollo de esta enfermedad son los siguientes.

  • Virus influenza.
  • Respiratorio sincitial.
  • Virus parainfluenzae.

Las bacterias que generan o desarrollan la otitis son las siguientes.

  • Staphylococcus aureus.
  • Streptococcus pyogenes.

Se debe tener presente que la otitis generalmente se desarrolla en la infancia, en niños con edades comprendidas entre los 6-24 meses de vida. Además la edad es considerada una causa de esta enfermedad.

Durante estos primeros meses de vida se origina la regurgitación o vomito en los bebes. Esta situación conlleva a una infección en la Trompa de Eustaquio, generando la otitis.

Síntomas de la otitis

La otitis media es una enfermedad que afecta a un individuo de cualquier edad, pero se debe tener presente que su aparición se genera mayormente en los bebes o niños.

En el caso de los bebes, los síntomas son los siguientes.

  • Llanto leve.

En el caso de los niños, los síntomas son.

  • Pérdida de audición.
  • Molestia en el oído.

Diagnóstico de la otitis

Para diagnosticar la otitis en un individuo, el especialista deberá examinar la zona interna del interior del oído, con una herramienta llamada otoscopio. Una vez examinada el especialista deberá encontrar varias anomalías en la zona como, enrojecimiento, líquido detrás del tímpano, e incluso en ciertas ocasiones se han logrado observar perforaciones.

La otitis es una enfermedad que se puede desarrollar en diversas fases, cuando se presenta la otitis media crónica, se realiza una otoscopia neumática, la cual ayuda a observar burbujas en el oído o niveles de aire. En el caso en el que el paciente hubiera padecido alguna infección en el oído se le realizara una audiometría.

Al presentarse esta enfermedad en los infantes, los médicos trataran de no utilizar algún tipo de herramienta. Al presentar los siguientes síntomas, aparición del dolor de oído, irritabilidad, fiebre y secreciones, el medico determinara que el paciente padece esta enfermedad.

Tratamiento de la otitis

Esta enfermedad se trata principalmente con antibióticos, en un tiempo determinado de 10 a 15 días. Comúnmente el paciente tiene que ir mejorando con el consumo del antibiótico. De no ser así, y si el medico lo sugiere se le recetara descongestionante nasales.

Existen casos en los niños donde se presenta la otitis media en combinación con la adenoiditis, motivo por el cual se realiza una extirpación del tejido adenoideo  hipertrófico, seguidamente se procede a la colocación de unos tubos de drenaje transtimpánico.

La otitis media es una enfermedad muy común en los niños, y si avanza gravemente puede provocar la pérdida de la audición. Además esta enfermedad se puede volver a presentar con el tiempo, aunque ya las hayas padecido.