¿Cómo afecta la quimioterapia a las células sanas?

Lastimosamente, la humanidad ha tenido que vivir convivir con el cáncer a lo largo de la historia. Hoy venimos a hablar sobre esa enfermedad con mitos y rumores como el cáncer aunque más aun de su tratamiento, la quimioterapia. Vamos a conocer principalmente que es y cómo afecta a las células sanas.

¿Qué es la quimioterapia?

La quimioterapia se puede clasificar como un tratamiento del cáncer. Consiste principalmente a utilizar varios fármacos hasta que las células cancerígenas se ven reducidas o eliminadas por completo. Lo dañino de este método, es que no solo actúa en las células malignas, sino también en las células sanas.

El proceso de quimioterapia está enfocado a eliminar las células malignas en el proceso de división. Cuanto más rápido sea el proceso de expansión de la enfermedad, más sensible será el tratamiento y su eliminación. Conforme pasa el tiempo y la célula cancerígena se intoxica y muere, al tiempo va disminuyendo el tumor.

Duración de las quimioterapias

Normalmente todo dependerá del tipo de cáncer que tenga la persona. Entra el juego si el cáncer está localizado, avanzado o diseminado. Si esta localmente se suele aplicar el tratamiento durante 2 o 3 meses para después proceder a una operación. Después de la operación se suelen dar dos o 3 meses más de quimioterapia, esto si sigue la enfermedad y mientras el paciente lo tolere.

La quimioterapia se aplica por vía intravenosa y su modo de funcionamiento suele afectar a otras células sanas del organismo. la causa de los efectos secundarios es el daño a las células sanas del paciente, no suelen ser tan graves pero siempre causan ciertos problemas.

¿Qué células sanas son las afectadas?

Principalmente resultan dañadas las células que producen sangre en la medula ósea, la raíz capilar y las células de la boca, el sistema digestivo como también los genitales. A veces se suele suministrar los medicamentos  que ayuden a proteger al organismo de los efectos de la quimioterapia.

Los médicos siempre suministran una dosis lo suficientemente potente para eliminar las células del cáncer pero tratando de mantener los efectos secundarios a un punto mínimo.

Efectos secundarios de la quimioterapia

Los efectos secundarios que puede presentar un paciente son múltiples, pueden ser tanto leves como muy agudos:

  • Cansancio.
  • Caída del cabello.
  • Anemia.
  • Infecciones.
  • Cambios en el apetito.
  • Problemas de entumecimiento en los músculos.
  • Cambios en los tonos de piel o uñas.
  • Diarrea.
  • Cambios urinarios o hasta problemas renales.
  • Aumento o disminución de peso.
  • Cambios de humor.

Se pueden presentar aún más síntomas después de una serie de terapias con quimioterapia. Es responsabilidad del médico estudiar los diferentes cambios que tiene un paciente y hasta donde este es capaz de soportarlos.

Seguridad y atención a la quimioterapia

En la actualidad existen muchos medicamentos para prevenir al organismo de los efectos secundarios que en el pasado. Los médicos y científicos estudian constantemente combinaciones de fármacos y formas de administrar los tratamientos más seguros para las personas. Muchos tipos de quimioterapias para tratar ciertos canceres son más seguras y soportables que décadas atrás.

¿Existen tratamientos aparte de la quimioterapia?

La respuesta a esta pregunta es si. Pero todo dependerá del tipo de cáncer que el paciente presente y lo avanzado que pueda estar. La mayoría de pacientes reciben una combinación de tratamientos, por ejemplo: una quimioterapia y cirugía. Los medios son los encargados de notificarle al paciente las diferentes opciones que puede haber para un tratamiento seguro y certero.

Los diferentes tipos de tratamiento son

  • Cirugía: Es un procedimiento donde el cirujano especialista extrae el cáncer del cuerpo.
  • Radioterapia: es un tratamiento que usa las dosis de radiación para destruir las células cancerígenas. Normalmente existen diferentes dosis de radiación dependiendo del tumor que presente el paciente.
  • inmunoterapia: es un tratamiento que consiste en enseñar al sistema inmunológico a combatir al cáncer.
  • Terapia hormonal: Se trata de un tratamiento que usa hormonas para reducir o detener completamente el crecimiento del cáncer en el organismo.
  • Trasplante de células madres: este tratamiento está diseñado como recuperación. Se encarga de restaurar las células que han sufrido daños después de altas dosis de quimioterapias o radioterapias.

Toda esta información es necesaria para una enfermedad que se presenta cada vez más en el entorno global. La cifra ha aumentado considerablemente estos últimos años, así que es mejor estar prevenidos e informados sobre lo que puede llegar a pasarnos.