Remedios Caseros para combatir la caspa

La caspa no es una enfermedad ni algo que aparezca por mala higiene. La caspa es una condición dermatológica, que consiste en pequeñas hojuelas blancas en el cuero cabelludo. Estas hojuelas son células de la piel viejas que son empujadas por nuevas células, estas células viejas terminan muriendo y se convierten en esas molestas hojuelas que invaden nuestro cabello haciéndonos sentir apenados e incómodos.

Todas las personas tienen células en su cuero cabelludo, pero no por eso sufren de caspa. Una persona normal puede perder células cada mes, pero para una persona con caspa, esto puede suceder hasta cada semana. Esta condición afecta hasta un 50 % de la población mundial según expertos. La caspa puede provocar picazón, por lo que se recomienda no rascarse excesivamente para evitar posibles infecciones.

Causas de la caspa

También existen otros factores para la aparición de la caspa tales como: Un microbio llamada malassezia que habita en nuestro cuero cabelludo, las grasas del cuero cabelludo: Estas grasas se originan a partir del microorganismo malassezia, que bota un líquido irritante para el cabello llamado ácido oleico, también conocido como “Sebo”.  Otro factor importante de la producción de la caspa es la sensibilidad de la piel del cuero cabelludo, ésta sensibilidad provoca un rechazo al ácido oleico.

Todos queremos tener un cabello hermoso y sedoso, ya que es una parte importante de nuestra presentación personal. Como dice el dicho “Primero se come por los ojos”, ésta frase un poco superficial tiene algo de realidad. Esto hace de la caspa un enemigo potencial para nuestra imagen personal.

Según científicos, la caspa también puede ser atribuida a una mala nutrición, más específicamente a la deficiencia de zinc. El zinc es un mineral esencial que ayuda en el buen funcionamiento de los órganos vitales del cuerpo. El zinc puede encontrarse en alimento como las ostras, el pavo, el cerdo y algunos tipos de frutos secos.

Tratamientos naturales para la caspa

Uno de los tratamientos más comunes para combatir la caspa, son algunos tipos de champú especiales para la caspa, aunque algunas veces pueden ser más contraproducentes que beneficiosas. En este artículo, te presentamos una serie de remedios caseros para que te quites este molesto problema como lo es la caspa.

El aceite de Oliva

El aceite de Oliva siempre ha sido utilizado para curar enfermedades de forma natural. Fue utilizado en la época de los egipcios como una de las mejores técnicas para los remedios caseros. La preparación de este tratamiento es de lo más sencillo, frota aceite en tu cabello y déjalo actuar toda la noche. Esto no solo te va quitar la caspa, si no que dejará tu cabello muy sedoso, suave y brillante.

La cerveza

La cerveza posee un componente llamado levadura, la levadura es un producto que provee muchos beneficios al cabello. Como con el aceite de oliva, aplícate una botella de cerveza en tu cabello y déjalo reposar toda la noche, al igual que con el aceite de oliva dejará tu cabello reluciente y suave. Se recomienda que no te lo apliques antes de salir a la calle, ya que la cerveza posee un olor muy fuerte y puede ser embarazoso para ti.

Remedio a base de Vinagre

Éste es uno de los remedios más efectivos para decirle adiós a la caspa lo más pronto posible. El remedio a base de vinagre es muy bueno para eliminar la caspa, aplícate una taza con este producto después de que te laves el cabello con tu champú  habitual. No lo enjuagues con agua, déjalo reposar toda la noche para que pueda actuar y elimine la caspa que tanto te molesta.

Enjuague con tomillo

Este sencillo método se elabora con tres cucharadas de tomillo seco, y con una taza de agua déjalo hervir 10 minutos. Dejar enfriar y verterlo sobre el cabello limpio, y seguir aplicando cada vez que se lave el cabello.

Tratamiento con Menta

Hervir una taza de agua con una cucharada de menta durante tres minutos. Cuando termine de hervir, retíralo, tápalo y deja reposar. Añadir tres cucharadas de vinagre y aplicar al cuero cabelludo.

Bicarbonato de Sodio

Cuando te bañes el cabello, aplícate un poco de bicarbonato de sodio y frota por el cuero cabelludo. Déjalo reposar unos diez o quince minutos y después enjuágalo pero no utilices champú, solo agua. El bicarbonato de sodio elimina los hongos que producen la caspa excesiva de las personas. Con el uso frecuente de este producto, el cuero cabelludo empezará a producir aceites naturales que eliminarán las escamas secas.

Remolachas

Busca las raíces de la remolacha (Preferiblemente para estos casos la remolacha blanca) y ponlo a hervir en agua. Con ésta agua, empieza a dar masajes en el cuero cabelludo todas las noches hasta que se quite la caspa.

Aguacate Maduro

Busca dos aguacates maduros, lávalos y córtalos. Extráele la pulpa a los aguacates y aplícalos en forma de masajes sobre el cuero cabelludo.

Miel

Para ésta técnica de combatir la caspa, mezcla una cucharada de miel con un huevo. Aplica este producto sobre el cuero cabelludo, daño masajes en forma circular. Después enjuaga tu cabello con el champú que siempre utilizas.

Aloe Vera

Muchos deben conocer los múltiples usos y beneficios que tiene el Aloe Vera para la piel. Para la elaboración de este tratamiento. Aplica el jugo de la planta del Aloe Vera sobre el cuero cabelludo, masajea el cabello y deja reposar unos minutos para que pueda actuar. Después enjuaga el cabello con el champú que estés utilizando. Sigue con éste tratamiento todos los días hasta que desaparezca la caspa.

Aspirinas

Aunque éste tratamiento es muy poco común y conocido, puede ser muy efectivo para eliminar la caspa. El ácido acetilsalicílico es uno de los componentes que tiene los champús anti-caspa. Para preparar este remedio, tendremos que machacar dos aspirinas y mezclarlas con el champú que utilicemos hasta formar una pasta. Después lávate el cabello aplicándote este producto y masajea lentamente el cuero cabelludo y por último enjuaga. Para que éste remedio sea más efectivo prueba machacar las aspirinas y ponerles un poco de vinagre.